Productora de eventos deportivos y culturales

Pedaleo > Noticias > Otras fuentes de noticias > Noticias AMATEUR > G.P. Cristo del Caloco

G.P. Cristo del Caloco

G.P. Cristo del Caloco

Dos victorias en Segovia para David Francisco del Gomur

 

Doblete del Gomur en G.P. Cristo del Caloco

 

Parece que a David Francisco del Gomur - Cantabria Deportes – Ferroatlántica las tierras segovianas le acompañan en su éxito, pues el pasado domingo volvía a levantar los brazos en El Espinar como vencedor del XXXIII G.P. Cristo del Caloco y es que aún no se había cumplido un mes de cuando levantó los brazos al entrar en solitario en la meta de Segovia de la primera etapa de la 51ª edición de la Vuelta Ciclista a Segovia el pasado 29 de junio.

 

Más de 10 años habían pasado desde que se celebrara la última carrera de aficionados del G.P. Cristo del Caloco y aunque el C.D. El Caloco ya trabaja en la base con su escuela de ciclismo, con motivo de que su ciclista local Antonio Martín Rodríguez del Esteve era el vigente campeón de España de la categoría Máster-30, tenían la ilusión de volver a tener a dos de sus ciclistas locales compitiendo en casa, de modo que volvieron a apostar por las carreras de aficionados organizando la carrera para las categorías de Élite y Sub-23, además de dar la posibilidad de participar a las categorías Master-30 y Senior dependiendo de la participación de los aficionados, que tenían preferencia al pertenecer al calendario regional de aficionados.

 

La organización apostó por uno de los recorridos más clásicos de esta con una distancia de 100 kilómetros, donde las principales dificultades estarían marcadas por el viento que acostumbra a soplar fuerte por esa zona y los puertos de Valdelavía (1.448 metros) y Lancha (1.485 metros) que sin ser duros marcarían el transcurso de la carrera, principalmente el primero.

 

La hora prevista por la organización para la salida neutralizada era sobre las 10:30 de la mañana, de modo que sobre las 9:00 horas comenzarían a llegar a la plaza del Ayuntamiento de El Espinar los diferentes ciclistas y equipos que participarían en la prueba, punto de partida e inscripciones para la carrera.

 

Entre los 132 participantes hubo representación de equipos de muchas regiones del área geográfica nacional (Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, País Vasco, Madrid, Navarra, Valencia…), equipos de la categoría de aficionados como Supermercados Froiz, Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica, Lizarte o de la categoría Máster como Esteve, Sierra Integral u Oposur Bomberos, en total más de una treintena de equipos o clubes que tuvieron representación en la carrera. Los equipos de Castilla y León que participaron fueron Diputación de León – Arte en Transfer, Frío Julymar y Recambios Callejo.

 

Entre los ciclistas participantes hubo 10 segovianos (5 aficionados y 5 máster-30). De la categoría de aficionados participaron Mario Arranz Peña (vigente campeón provincial y mejor segoviano en la Vuelta Ciclista a Segovia 2013) y Marcos Rodríguez Sacristán (ciclista local), ambos del Diputación de León – Arte en Transfer, Héctor García Cuadrado del Recambios Callejo, Rubén Calle Herrero y José Antonio De Pablos Martín, ambos del Citröen – Álvaro Villacañas. De la categoría máster-30 participaron ciclistas más veteranos como Antonio Martín Rodríguez (exprofesional en el equipo portugués Matesica durante dos años hasta 2002, ciclista local y vigente campeón de España de Máster-30) y Roberto De Pedro Rubio, David Herrero De Frutos, los tres del Esteve. Por libre participaron Jesús Martín Gala del Club La Biela (corrió hasta la categoría Sub-23 en Caja Rural en 2007 y algunas carreras con profesionales al estar convocado por la Selección Española Sub-23) y Víctor Castro Cordero del C.C. 53x13 (corrió un año como profesional en el equipo portugués Ovarense en el 2003), con el detalle que ambos volvían a participar en una prueba con esta categoría, después de muchos años fuera de la competición.

 

A las 10:40 horas comenzó la salida neutralizada por las calles de la localidad segoviana, con un circuito de apenas 3 kilómetros, ante la presencia del público que asistió a ver la salida de la prueba, en la que hubo algún que otro pinchazo y que demoró algo más la salida.

 

Con todos los ciclistas agrupados en la salida de la población se dio el banderazo de salida a las 10:55 horas y rápidamente comenzaron los ataques. En esta parte de la carrera los componentes del Ciclos Corredor estuvieron muy activos tratando de tener siempre algún ciclista en los ataques de los primeros kilómetros. En el pelotón no había interés de que se formara ninguna escapada con cierta facilidad y a pesar de que los primeros kilómetros eran picando hacia arriba ya que era terreno “rompepiernas” donde se iba ganando metros de altura, además del ritmo del pelotón que era elevado, de manera que los ataques de los ciclistas apenas lograban cierta ventaja sobre el pelotón y rápidamente volvían a ser neutralizados. A la altura del kilómetro 10 la carretera se abría paso por un terreno menos protegido del viento y el aire de costado junto con los ataques de algunos ciclistas comenzó a estirar el pelotón.

 

Durante algunos kilómetros hubo la intención de provocar un corte con los abanicos llegando a estirar mucho el pelotón, pero al no conseguir romper el numeroso pelotón, volvía a haber parón y de nuevo volvían los ataques individuales.

 

Antes de que se cumpliera la primera hora de carrera el pelotón pasaba por las afueras de Ávila en un terreno descendente con unas rotondas y giros cerrados que provocó que el pelotón pasara a una velocidad de vértigo y se estirara mucho, de modo que al salir de la ciudad se formaron los primeros cortes importantes en el pelotón camino del primer puerto (Valdelavía). La primera hora de carrera estuvo cerca de los 43 kilómetros por hora sin haberse formado una escapada.

 

De esos grupos que se formaron a la salida de Ávila se destacó una quincena de corredores donde el equipo mejor representado era el Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica, pero por detrás el pelotón era bastante numeroso y terminaban por darles alcance, lo que nuevamente provocaba nuevos ataques hasta que en plena ascensión al Puerto de Valdelavía, que a pesar de ser tendida, los esfuerzos de la primera hora sumados a la velocidad a la que estaban subiendo provocó que sólo aguantaran unas 50 unidades en el pelotón de cabeza de carrera, del que consiguió marcharse en solitario Juan José Arquero Matillas del Oposur Bomberos, que al ritmo que subía, rápidamente logró una ventaja superior a los 15 segundos sobre sus perseguidores. Poco después saltaron tras él Iván Rodríguez Jiménez del Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica y Joaquín López Mancebo del Ciclos Corredor. Por detrás una treintena de corredores marchaba muy estirada con algunos pequeños cortes. Pero al levantar el ritmo volvían a reagruparse, en favor del escapado, que ya en la cima del puerto pasaba en primera posición con una ventaja de más de 30 segundos sobre sus dos perseguidores y casi 40 segundos sobre el pelotón perseguidor. Tras superar el puerto no se iniciaba en seguida la bajada, sino que seguía un terreno de “falso llano”. En ese punto los participantes que aún estaban en carrera ya no llegaban al centenar de ciclistas.

 

Fue en la parte favorable cuando saltaron del pelotón perseguidor José Antonio De Segovia Botella del Supermercados Froiz, Rodrigo Araque Lorente del Diputación de León – Arte en Transfer, David Francisco Delgado y Juan Ignacio Pérez Martín, ambos del Gomur - Cantabria Deportes – Ferroatlántica, mientras que por delante los dos perseguidores daban alcance al escapado a la altura del kilómetro 60.

 

El punto de inflexión de la carrera fue cuando los cuatro perseguidores dieron alcance a los tres escapados, formándose la escapada definitiva con una ventaja superior al medio minuto mientras que por detrás no había coordinación para perseguir a los escapados. La fuga estaba formada por Juan José Arquero del Oposur Bomberos, Joaquín López del Ciclos Corredor, José Antonio De Segovia del Supermercados Froiz, Rodrigo Araque del Diputación de León – Arte en Transfer y el equipo que tuvo mayor representación en la escapada, el Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica, con tres ciclistas, David Francisco, Iván Rodríguez y Juan Ignacio Pérez.

 

Poco a poco fueron aumentando la ventaja sobre el pelotón perseguidor ya que entre los escapados sí que hubo mejor coordinación y al paso por la población abulense de Navalperal de Pinares la ventaja rozaba el minuto, sabedores de que si superaban el último puerto con esa ventaja y con un terreno muy favorable camino de meta, había muchas garantías de que la escapada llegase a meta.

 

La subida del Puerto de la Lancha en cabeza de carrera fue a un ritmo constante y rápido, logrando una ventaja superior al minuto y diez segundos sobre el pelotón perseguidor que no acaba de tener un equipo con suficientes efectivos para hacer un trabajo de persecución ya que apenas marchaban poco más de un treintena de ciclistas. El primero en coronar el último puerto fue Juan José Matilla del Oposur Bomberos. Por detrás, aunque hubo algunos saltos, los ataques más fuertes fueron en el tramo final del puerto por parte de Víctor Martín Hernández del Lizarte, Ángel Vallejo Domínguez del Supermercados Froiz y Héctor Dueñas Nevado del Rías Baixas, provocando nuevos cortes por detrás y reduciendo la ventaja de los escapados a poco menos de un minuto.

 

Mientras que la bajada de los escapados marchaba constante, por detrás el ciclista local Antonio Martín del Esteve se lanzó en la bajada del puerto dando alcance a los seis ciclistas que habían saltado en la parte final de la subida, pero una vez que llegaron abajo del puerto, no consiguieron ponerse de acuerdo para seguir restando la ventaja de los escapados de manera que a falta de 20 kilómetros para meta volvía a superar el minuto y volvían a reagruparse la treintena de ciclistas. Cuando se cumplió la segunda hora de carrera la cabeza de carrera marchaba por el kilómetro 82 y con una velocidad media de 41 kilómetros por hora.

 

Aproximándose a la meta, los escapados eran conscientes de que el triunfo se jugaría entre ellos, pero al ser un terreno favorable, no hubo ningún movimiento hasta los dos últimos kilómetros donde los ciclistas del Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica, que marchaban en mayoría, se supieron poner de acuerdo para luchar por la victoria y sabiendo que el último kilómetro picaba para arriba con gran desnivel en la parte final, optaron porque saltara David Francisco a falta de dos kilómetros, logrando unos metros de ventaja sobre los demás rivales, mientras que por detrás trató de saltar José Antonio De Segovia aunque sin éxito ya que a su rueda le seguían los ciclistas del Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica, para proteger a su compañero de equipo.

 

Finalmente David Francisco Delgado del Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica lograba entrar en primera posición bajo la pancarta de meta seguido de su compañero de equipo Juan Ignacio Pérez Martín con un tiempo de 2 horas, 23 minutos y 12 segundos, con una media de casi 42 kilómetros por hora. En tercera posición entró Joaquín López Mancebo del Ciclos Corredor.

 

De todos los ciclistas que tomaron la salida, únicamente terminaron la prueba dentro del control un total de 80 ciclistas, aunque otros también la finalizaron, pero fuera del control establecido, por lo que no fueron clasificados.

 

La entrega de trofeos se realizó en la plaza del Ayuntamiento de El Espinar, donde Jacinto García, fundador del Club Deportivo Caloco, hizo entrega de trofeos a los tres primeros clasificados y al ganador del Premio de la Montaña, mientras que los demás ciclistas disfrutaban de un refrigerio que la organización les había preparado.

 

De las diferentes categorías, la mejor posición de los ciclistas de la categoría Élite fue la del vencedor David Francisco del Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica, mientras que la mejor posición de los ciclistas de la categoría Sub-23 fue para Rodrigo Araque Lorente del Diputación de León – Arte en Transfer, que entró en cuarta posición.

 

Entre los ciclistas de la categoría Máster, el mejor fue Juan José Arquero Matillas del Oposur Bomberos que finalizó en séptima posición, además de llevarse el Premio de la Montaña.

 

El mejor equipo fue el Gomur – Cantabria Deportes – Ferroatlántica que llegó con tres de sus ciclistas a la línea de meta con el tiempo de la escapada.

 

De los segovianos que tomaron la salida, sólo dos no pudieron completar el recorrido. Víctor Castro Cordero del C.C. 53x13 que tuvo la mala suerte de averiarse su bicicleta en la misma salida neutralizada y José Antonio De Pablos Martín del Citröen – Álvaro Villacañas tuvo que abandonar la prueba durante el transcurso de la competición. Dos segovianos llegaron fuera de control, pero completaron la carrera, Roberto De Pedro Rubio del Esteve y Héctor García Cuadrado del Recambios Callejo.

 

Los segovianos que se clasificaron fueron los siguientes:

 

17º Antonio Martín Rodríguez del Esteve

20º Mario Arranz Peña del Diputación de León – Arte en Transfer

22º David Herrero De Frutos del Esteve

40º Jesús Martín Gala del Club La Biela

55º Marcos Rodríguez Sacristán del Diputación de León – Arte en Transfer

58º Rubén Calle Herrero del Citröen - Álvaro Villacañas

 

Crónica: J.J. García

Volver al índice - Noticias AMATEUR